Lunes, 21 de diciembre de 2015

Lobos rojosEl lobo rojo (Canis rufus) es un cánido de taxonomía históricamente dudosa, ya que algunos científicos creen que es una mezcla entre lobo y coyote, pero otros consideran que es una especie distinta al lobo. Es un mamífero que se distinguen de los lobos grises por su menor tamaño, sus proporciones que lo hacen más estrecho, y sus patas y orejas más finas.

Características físicas:

Tienen una longitud total de 1 a 1.3 m, con una cola de 0.3 a 4.2 m y una altura hasta la cruz de 0.66 a 0.79 m. Tiene un tamaño intermedio entre el lobo común y el coyote, pesando los machos adultos entre 15 y 35 kg., mientras que las hembras pesan algo menos.

Conservación:

Esta especie se extinguió en estado salvaje en 1980 y quedan poblaciones reintroducidas, una de ellas está en el noreste de Carolina del Norte, Estados Unidos, en un área de seis mil kilómetros cuadrados. En 2007 aproximadamente había unos 207 ejemplares cautivos en Estados Unidos y menos de 150 en libertad.

Hábitat:

Se conoce poco acerca de su hábitat, debido a que ya se habían reducido cuando empezó el estudio de la misma. La última población en estado salvaje utilizaba zonas costeras con marismas y praderas del sudoeste de Luisiana y sudeste de Texas, en Estados Unidos. Aunque debido a la situación en que se encontraron, se cree no era su hábitat idóneo, sino que no tenían más remedio que habitar esas zonas para sobrevivir.  

Reproducción:

La época de gestación se lleva a cabo entre febrero y marzo, y se considera adulto entre los 22 y 24 meses de edad.  Cuando la madre da a luz pueden nacer de 1 a 10 cachorritos. Las hembras se adaptan mejor a la manada. Los machos deben encontrar su propio territorio y tienen que buscar una hembra para poder aparearse. Son de carácter sociable y viven tan solo de 4 a 7 años en estado salvaje, aunque en cautividad viven unos 15 años.

Alimentación:

Se alimentan fundamentalmente de animales pequeños como los ratones, conejos y mapaches.

Causas de disminución

La mayor amenaza en la actualidad que enfrenta el lobo rojo para evitar su total extinción, radica en la hibridación de esta raza con el coyote. Este problema existe desde que existían las poblaciones originales. Se estima que si esta situación continúa de 12 a 24 años, los lobos rojos podrían desaparecer como especie.

En el Parque Provincial Algonquin, Ontario, en Canadá, existe una especie conocida como los lobos rojos canadienses o Canis lycantos, que debe su nombre a que algunos expertos opinan que son lobos rojos. Esto aún no se ha podido demostrar, pero brinda esperanzas, para combatir la hibridación, pues si se demuestra finalmente que son la misma especie, se triplicaría el número de lobos rojos en el medio silvestre y se mejoraría el estado de conservación de la especie.

Medidas de conservación

La Sociedad Ecológica Americana (ESA), designó que los animales reintroducidos y sus descendencias son considerados miembros de una población experimental no esencial, prohibiendo la caza de los mismos. Además permitió que la U.S. Fish and Wildlife Service Home (USFWS) fuera la encargada de informar a la población y de promover la recuperación de una manera respetuosa teniendo en cuenta las necesidades y preocupaciones de los ciudadanos locales.

La USFWS ha estado trabajando para poder reintroducir a los lobos rojos en distintos refugios, pero la escaza supervivencia ha demostrado que hasta ahora, las mejores condiciones de vidas para estos animales se dan en el refugio de Carolina del Norte.

Curiosidades:

El lobo rojo tiene, como su nombre lo indica, una piel roja, sin embargo, no todos los lobos rojos tienen esta coloración y muchos de ellos son de color marrón, es por eso que a veces se confunden con otras especies de lobos, y muchas personas asumen que todos tienen coloración roja. 


Publicado por ClaudiClaudi @ 10:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios